Chaparrito

Ficha

PersonajeChaparrito
AutorJuan José López
FechaMella Suplemento 48
TipoNiñito mejicano

 

Contenidos

     

    Sinopsis

    Fragmento de un articulo de Roberto Hernández Rodríguez:

    En el suplemento número 48, el dibujante español incorpora un nuevo personaje: Chaparrito, un niño mexicano que vive durante la Revolución Zapatista. La historia "Chaparrito y el cántaro", publicada en dicho número con una extensión de cuatro páginas en blanco y negro, muestra a Chaparrito sin sombrero aún y calzando zapatos, elementos que cambiarán en entregas venideras. El guión, escrito también por Juan José, pretende lograr el entretenimiento y lo hace. A la vez se dejan ver elementos que no pueden desdeñarse, aun y cuando no se sitúa al personaje en un período histórico concreto en esa primera entrega. Por ejemplo:

    1. Unos individuos en la primera viñeta establecen el siguiente diálogo:
    2. - «Pues, de presidente está hoy Pepe Fullero, que le dio el golpe a Kalifa López y este también otro golpe a Gaspar de Guisa...
      - ¿Golpe de estado?
      - ¡¡No, de garrotazo y tente tieso!!»

    3. Chaparrito sale a buscar agua al pueblo, y comenta «Desde que tenemos aquí la "alianza para el desprogreso"... tengo el arroyo seco». Se puede interpretar que los tratados comerciales entre los países de América Latina y los Estados Unidos no constituían un aliciente para el ciudadano de a pie. Se conoce que no pocas pequeñas y medianas empresas (PYMES) sucumbieron ante el empuje indetenible de las grandes transnacionales.
    4. Se muestra un ciudadano negro limpiando los zapatos a un soldado norteamericano.
    5. En los fondos hay publicidad de Coca-Cola.

    Esto demuestra que las historietas de este dibujante no son para nada neutrales desde el punto de vista ideológico, hay un compromiso militante; se reafirma a la vez que no existe el arte inocente, como dijera en una ocasión Florenci Clavé.

    El sentido del humor es un elemento común a lo largo de la obra de este autor, al igual que su tremenda imaginación, un ejemplo palpable lo constituye la entrega "Chaparrito en: ¡Viva México!" publicada en el suplemento nº 53 e igualmente en cuatro páginas, que muestra al personaje pernoctando en un campamento de Emiliano Zapata de quien recibe la misión de averiguar cuántos porfiristas (seguidores de Porfirio Díaz) hay en el pueblo de Coautla para atacarlo. Chaparrito, ahora sí con su sombrero y cabalgando sobre su caballo Ventarrón, es recibido a balazos, pero se le ocurre una idea y grita: "¡Eureka!". Una viñeta más tarde se aparece la mascota de Silvio, que es expulsada de la historieta pues no era a ella a quien llamaban. Chaparrito, por su parte, le muestra un orinal al capitán de la guardia como implemento bélico para ser usado como casco en los combates; este, encantado solicita 600 de color verde ultramarino y acude raudo y veloz a contarle al general. El general le muestra a su hijo haciendo uso de uno de ellos y es entonces cuando el capitán se percata que ha sido engañado. Juan José demuestra que disfruta el trabajo que lleva a cabo, se divierte y hace sonreír al lector con sus ocurrencias.

    Viajero espacio-temporal

    Tras la historieta de Lucas y Silvio en el número 84 de Pionero, Duendecillo les explica a los lectores que Chaparrito hará un viaje a través del tiempo en una máquina construida por métodos científicos por el mago de la lámpara maravillosa. Este artilugio del autor permitió al personaje convertirse en un viajero espacio-temporal.

    Un número más tarde Chaparrito está leyendo Pionero y una niña llamada Martica le pregunta si le gustaría viajar al futuro como Silvio. Convencido, frota la lámpara, pero en lugar del genio sale un papel comunicándole que se ha mudado al sótano para tener más espacio. Por un error, la cúpula que contiene al niño mexicano es enviada al pasado y no al futuro. El personaje va a parar a la época medieval, donde se convierte en escudero de Brandimarte, el caballero de Anglante, quien se dispone a participar en un torneo para ganar la mano de la princesa Flordespina, hija a su vez del rey Astolfo.

    Chaparrito se ve involucrado como competidor del torneo y en un globo piensa: «Guadalupe, aquí acaban mis días... me van a hacer pinole»; no será la única vez que el personaje invoque a la Virgen de Guadalupe. En medio de la confusión creada llega por sorpresa la invasión del rey Chafón, cuyos soldados tras prolongadas horas de combate, solicitan una tregua para desayunar. Otro elemento humorístico de Juan José digno de mencionarse se debe a uno de los atacantes, que al operar una catapulta grita: «¡Atención! ¡Dos grados a la izquierda, un minuto más arriba, tres pelos a la derecha! ¡Fuego!». Tras varias tentativas plagadas de cálculos para traerlo de regreso, el mago Achiss logra finalmente que Chaparrito se introduzca en la cúpula, justamente en el instante que era buscado por todo el palacio, donde estaba prisionero y había recibido la oferta de ser bufón; pero ocurre otro error... La historia en cuestión culmina en el nº 97 dando paso a otra que aunque no tuvo título el dibujante en sus recopilaciones bautizó como "Los piratas". En esta nueva aventura, desarrollada en Pionero nº 98 al 104, Chaparrito se enrola en un galeón como marinero, pero son atacados por piratas que, según uno de los textos, se acercaban ferozmente, escupiendo fuego, pólvora, balas, humo y malísimas intenciones. Comandados por Barba de Hierro, los villanos transportan el botín a bordo de su nave, El Terror, hunden el barco y sacrifican al capitán del mismo lanzándolo al mar como alimento de los tiburones. Cuando revisan el cofre solo encuentran a Chaparrito oculto dentro de él. Nuestro inquieto personaje había botado las monedas de oro y las joyas para hacerse espacio, pero deberá pagar por ello pasando por la tabla, de la que logra escabullirse. Tras derrotar en duelo a Barba de Hierro blandiendo la espada por el filo y asestándole un golpe al villano en la cabeza, Chaparrito es designado capitán. Un grito de «¡Tierra y botín a la vista!» y la observación de un marinero: «¡Qué bueno! ¡Es La Habana!», hacen al personaje tratar de impedir el saqueo, toma en sus manos un fósforo para pegar fuego al cuarto de la pólvora, pero en ese instante Achiss recurre a la magia y lo trae de regreso con el fósforo apagado aún humeante en sus manos. Chaparrito dice: «Bueno... me quedo sin saber si pude impedir el saqueote aquel... en fin... yo creo que sí... ¿y tú?»

    Dos nuevas historias protagonizó Chaparrito; "Entre romanos", un sueño que lo lleva al Coliseo de Roma, tras haber escuchado la lectura del libro Espartaco por parte de Martica, y nuevamente un enfrentamiento con un representante del mal...

    Para el semanario, Juan José había creado un villano, de nombre Cara Cortada, capaz de emular con Chaparrito, personaje principal de la serie. Unido a su banda, compuesta por otros dos o tres individuos, Cara Cortada asalta un tren, un banco o una diligencia. Las dos historias donde apareció denotan un gran sentido del humor por parte del autor, que se desempeña en el doble rol de guionista y dibujante. Chaparrito, montado en su caballo Ventarrón -que, por cierto, roza la obesidad-, roba un tren a punta de pistolas para anticiparse al villano de la historia y lleva el dinero a su destino. Llega a un bar llamado Tequila donde toma lo de siempre: un vaso con agua. Los bandidos se lo llevan para obligarle a hablar, pero la autoridad local logra apresar a los malhechores, Chaparrito aparece amarrado en la última viñeta pidiendo que alguien lo suelte pues nadie había reparado en su presencia.

    En las historietas de Chaparrito para el semanario infantil, el personaje es un poco más robusto, la línea de dibujo es más firme, hay un mejor y más sólido entintado y el uso de los colores negro y rojo así como sus matices conducen a un trabajo más acabado, más legible. El tamaño al que era publicado Pionero presume originales enormes, elemento que pudo ser positivo para el desempeño del dibujante. Allí dibujó una adaptación del conocido personaje Pinocho en 24 entregas de media página en cada ejemplar.

    Fuente: tebeosfera.com

     

    Encabezado de Pionero

    Este personaje es uno de los cuatro que aparecieron el el encabezado de Pionero por mucho tiempo.

    1. El Duendecillo, por Juan José López
    2. Tito y otros chicos, por Ubaldo Ceballos y más tarde Domingo García
    3. Chaparrito, por Juan José López
    4. Sergito, por Rosita


     

    Historietas

    01

     

    Portadas

    Mella

     

    Pionero